lunes, 6 de octubre de 2014

Crinkles


Sweet Monday!
A que no se puede empezar mejor la semana? Hoy traigo galletas arrugadas, o lo que es lo mismo Crinkles.
No conocía estas galletas, ni siquiera se su procedencia, y he buscado y buscado... Parecen Inglesas, pero no tengo datos reales y mucho menos fiables, así que lo que sí puedo garantizar es la procedencia de las mías, que vienen calentitas desde Galletas para Matilde donde encontré la receta.
Cristina y Josiño me liaron hace unos días para probar estas galletitas tan curiosas y como Sandra las tenía publicadas en su blog y parecían fáciles... pues bualá!
Son muy facilitas de hacer, la masa tiene que reposar un par de horas en la nevera, pero también las puedes dejar de un día para otro. Las arruguitas o grietas, se forman solas en el horno, sin más misterio! El horneado ha de ser corto, ya que interesa una textura húmeda por dentro, para conseguir el punto entre brownie y galleta. Su sabor es chocolate intenso, así que ideal para esos choco adictos que me estáis leyendo...
Os animo, a que degustéis las versiones de Sandra, Cristina y Josiño... Me parece super curioso lo que da de si una receta y la interpretación personal de cada cocinillas...
Vamos con la receta?


Ingredientes:
-70 grm de mantequilla
-250 grm de Chocolate 70% cacao
-100 grm de azúcar
-2 Huevos 
-1 cucharada de esencia de Vainilla
-200 grm de Harina
-1 pizca de sal
-1/2 cucharada de Levadura
-Azúcar Glass

Derretimos el chocolate con la mantequilla a baño maría lentamente y removiendo para que se vayan integrando ambas cosas.

En un bol mezclamos los ingredientes secos. Harina, levadura y la pizca de sal. Reservamos.

Cuando el chocolate se haya enfriado seguimos con la receta y batimos el azúcar con los huevos y la vainilla hasta que se espume la mezcla, momento en el que agregaremos el chocolate derretido. Removemos bien hasta que se integre.

Incorporamos los ingredientes secos poco a poco y vamos removiendo con una lengua hasta que se mezclen perfectamente.

Tapamos con un film transparente y lo metemos unas 2 horas en la nevera.

Pasado este tiempo, y con ayuda de una cuchara vamos haciendo bolitas con la masa y las dejamos enfriar unos 5 min más en la nevera.

Precalentamos el horno a 170º y mientras rebozamos las bolitas en azúcar glass, y las vamos colocando en una bandeja de horno cobre papel vegetal.

Horneamos unos 10 min. Cuidado con el tiempo, porque si te pasas te quedarán secas por dentro, y el objetivo es conseguir jugosidad.


Probarlas! Son rápiditas y super monas. Para una merienda entre amigas, o cualquier otro picoteo son ideales. Y contarme eh!!