martes, 16 de diciembre de 2014

Pollo con manzana


Alguna vez os ocurrió que un sabor os recuerde a una persona? Pues a mi me pasa con las manzanas. Mi abuela si fuera una fruta sería una manzana seguro! La pobre se tiene que estar tronchando de la risa desde el cielo, pero abuela es verdad!!! Manzana con queso, manzana con membrillo, manzana con bizcocho, tortilla de manzana, manzanas fritas... A ver que te creías que me iba a olvidar? Pues no abuela no... Cada vez que voy a la frutería y compro manzanas tus notas mentales me torturan la mente. Manzana ecológica, sin pesticidas, sin cámaras. Manzanas de verdad, de las ricas, de las que alimentan! Os juro que tenemos cruzado la ciudad de punta a punta a pie en busca de la manzana perfecta, y no exagero que quienes la llegaron a conocer saben que así era... Su alimento fetiche sin duda. 
Como se te echa de menos abueliña, a ti y a papá, que aunque os tengo aquí en mi día a día en estas fechas el hueco siempre parece algo más grande, pero sin perder la sonrisa , eso nunca! Y hoy te voy a regalar esta receta, que a pesar de haber echo las mil y una elaboraciones de la manzana, a que nunca se te ocurrió mezclarla con el pollo eh? Pues ahí te va Abu, toda tuya y con manzanas de las de verdad, de las ricas! Espero que te guste! 


Ingredientes:

-1 Pechuga de pollo por persona
-3 manzanas ricas y a ser posible ecológicas o recién cogidas del árbol. 
-1 Cucharada de Azúcar moreno.
-3 Cucharadas de Vinagre de manzana
-1 Cucharada de salsa de tomate.
-Unas nueces 
-Media granada
-Aceite, sal y Pimienta

Troceamos el pollo en dados y lo salpimentamos al gusto.
Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva donde saltearemos el pollo.
Lavamos y cortamos las manzanas  en laminas finas. No las pelamos ya que la manzana es ecológica y así aprovechamos todos los nutrientes, de todos modos si no te gusta la piel pues se la sacas que también queda rica.
Preparamos ya la granada. Le damos pequeños golpes a la piel y se desprenden las semillas perfectamente. Reservamos.
En un vaso de batidora ponemos 2 de las manzanas cortadas, la cucharada de azúcar moreno, la de vinagre de manzana y la de salsa de tomate. Una pizca de sal, pimienta y unas gotas de aceite y trituramos bien. (También le podemos meter un poquito de Jengibre que le va muy bien)
Una vez el pollo esté dorado y listo, agregamos en la misma sartén esta salsa, y dejamos reducir un  par de minutos, lo justo para que el pollo se empape del sabor. Agregamos la manzana que habíamos cortado en laminas y removemos para mezclar todo.

Servimos y espolvoreamos con unas nueces picadas por encima y unas semillas de granada.

Podéis jugar un poco con los ingredientes. El Jengibre que os apuntaba antes, unas pasas.. en fin imaginación al poder! Este es un primer plato fresco, sano y ligero de cara a estas fiestas, y los colores son muy otoñales para una cena perfecta!

Espero que os guste!